10 días después…

Domingo, 16:30 horas. Todos duermen. Álvaro acaba de comer. Hay calma. Es la hora de ponerse a recordar y a contaros parte de lo que ha pasado desde la tarde del jueves 20 de noviembre. Los que me leísteis la semana pasada, ya dije que me olía que pronto habría novedades. Tardaron 24 horas en llegar. Fue tras ir al médico cuando se decidió que era el momento. Ya lo sospechábamos. Por eso, o por intuición, cogimos la maleta del hospital al salir de casa. Por lo menos, pensábamos, ya está en el coche para cuando haga falta. Aunque intuíamos que habíamos acertado. Y así fue.

Después de los nervios de cuando ves que ya va en serio, con ingreso de por medio, y después de recoger a Adolfo del colegio a toda leche (un poco absurdo pensar que Álvaro iba a llegar a las 5 de la tarde mientras yo estaba de camino al colegio, pero eso es lo que se piensa cuando uno está en esa situación), llegó esa tensa espera de quien espera que llegue ya su hijo. Casi 5 horas. Son pocas, al parecer, si lo comparamos con otros casos, pero a mí se me hicieron eternas. Nervios, tensión, esperando y confiando en que todo saliera bien.

Por fin, a las 23:27 del 20N (connotaciones al margen, ya es casualidad) venía al mundo el pequeño Álvaro. Pequeño, porque pesó poco. He de reconocer que cuando lo cogí en brazos noté el poco peso físico pero también el gran peso y la responsabilidad de sacar adelante a mis tres hijos. Eso no se puede explicar. Se siente y ya está.

Luego vino el susto, cuando nos dijeron que tenía algún problema para respirar por inmadurez de los pulmones. Nada grave (como así ha sido), aunque el mundo se te viene un poco abajo cuando te dicen que va a estar unas horas en la incubadora, y las horas se convierten en unos días y te hablan de una semana, y se apodera de ti la incertidumbre.

Pasaron las horas y los primeros días y nos aferramos a que poco a poco iba mejorando y empezando a comer. Muy poco a poco. Con eso nos quedamos. Y, sobre todo, con que no había ninguna otra complicación. Finalmente, por avatares del destino que no vienen al caso, el lunes decidimos trasladarlo a La Arrixaca, centro de referencia en neonatos.

Fue un día muy intenso, y el único en el que me vine abajo. Era, sobre todo, el fruto de la tensión y la tristeza que te provoca ver a tu hijo cuatro días en una incubadora y respirando artificialmente, y que una semana así no te la quita nadie. Que sí, que era lo mejor, y que hay cosas muchísimo peores, pero es duro. Y luego la tensión del traslado, pensando cómo le iría. El azar hizo que me encontrara con una gran persona, cuyo nombre obviamente voy a omitir, y que hizo que el tiempo que duró el proceso de traslado fuera más llevadero.

Gracias a Dios, ahí cambió todo para bien. Empezó a respirar bien sin ayuda, y experimentó un gran cambio en unas horas. Al final, como nos dijeron, todo se reduce a que el periodo de adaptación de unos niños es más rápido que el de otros. Que no había nada más que eso. Tres días en La Arrixaca para certificar que todo iba bien y, por fin, el viernes, el alta y a casa.

Ahora, como dije en Facebook, empieza lo duro. Ya me he topado con la realidad. Ya contaré los primeros días en casa cuando me dejen. Eso será otro día.

Quiero aprovechar para agradecer la ayuda, la comprensión, la paciencia, la empatía y sobre todo el trabajo de todos los pediatras y enfermeras que, tanto en el hospital La Vega como en La Arrixaca han ayudado a que Álvaro esté ya bien y a que sus padres hayan pasado estos días algo más tranquilos. Y de paso, hemos aprendido muchas cosas de medicina neonatal 😉 Gracias a todos ellos.

Y gracias a todos por los comentarios, los “me gusta”, los whatsapp, las llamadas, los mensajes… Creo que he contestado a todos, aunque pido disculpas si se me ha pasado alguna felicitación. Eso pasa cuando hay muchas, y así ha sido.

Anuncios

One thought on “10 días después…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s